DRAMÁTICO: Se llevaron a su hijo hace un año en Ecatepec y nunca volvió a saber de él

Comparte la noticia

ECATEPEC, Méx.-16 DE OCTUBRE DEL 2018.-Se cumplió un año de martirio para María, que desesperadamente busca a su hijo que fue baleado y levantado en la colonia Tierra Blanca por un policía y su hermano,  que se encuentran prófugos de la justicia, cuyas autoridades no han investigado  el caso y sólo argumentan que algún día aparecerán.

María, se deprime, solo de pensar donde estará su hijo  Jesús Rodolfo Franco Galindo de 20 años de edad, que  el 15 de octubre del 2017,  después de  que fue baleado, por un hombre que era policía  municipal y su hermano, lo subieron a un auto y se desaparecieron, sin que hasta la fecha se sepa nada de ellos.

La madre, de Jesús Rodolfo, señaló que  se ha tenido que enfrentar a la apatía de empleados de los ministerios Públicos de Ecatepec así como de Texcoco, que continuamente le cambian de policías de investigación que llevan el caso, sin que le tomen importancia al expediente para averiguar el paradero de los sujetos que se llevaron a su hijo.

.smarty-2849590_1539758103144 { position: relative; padding-bottom: 56.25%!important; height: 0; overflow: hidden; max-width: 100%!important; } .smarty-2849590_1539758103144 iframe, .smarty-2849590_1539758103144 object, .smarty-2849590_1539758103144 embed { position: absolute; top: 0; left: 0; min-width: 100%; width: 1px; height: 100%; }

(function(){IFRIENDLY_DATA.init({“idFrm”:”2849590_1539758103144″,”url”:”webservice/video/11594/2849590/600/338/1/last/0/0″,”twitter”:””,”volume”:100,”autoplay”:0,”hasVideoRelated”:0,”social_page”:1,”share_rrss”:0,”playerType”:0,”domain”:”//widget.smartycenter.com/”});})()

Recordó, que fue hace un año que su vida cambio, luego de enterarse por el amigo de su hijo Rodolfo, que   tras una pelea con  Raúl Camargo Castro con el apodo del “Boti”,  que sucedió en la Avenida Ejidal, este al perder el pleito,  fue por su hermano Martín, que formaba parte de la policia municipal y era Jefe del Cuadrante 49, quienes regresaron y golpearon a uno de ellos, mientras otro se escondió y observo cuando le dispararon a su retoño, al que los sujetos subieron a un vehículo color  blanco y se lo llevaron.

Explicó, que al saber lo que le había pasado a Jesús, toda la familia salieron a buscarlo, sin tener éxito, los que y causó preocupación al transcurrir las horas y ver que el policía Martín Camargo y su hermano “El Boti” no aparecían, para interrogarlos y ver a donde habían dejado a su hijo.

Fue cuando se presentó a levantar su denuncia  en el Centro de Justicia de San Cristóbal centro,  que quedó registrada con la carpeta  con  número de NUC:ECA/ECA/EC1/034/225508/17/10 y NIC: ECA/EC1/00MP1/10889/1710, averiguación donde también declararon los dos amigos de Rodolfo,  que lo acompañaban en día de la riña, donde uno de ellos también fue  brutalmente golpeado.

Sin embargo, dijo que supo que   el policía Martín Manuel Camargo Castro huyó llevándose su arma de cargo tipo Sig Sauer con número de matrícula RV032164, pistola que utilizó  junto con su hermano Raúl conocido como “El Boti”, que se desempeñaba como taxista, para dispararle a Jesús al que primero golpearon y al que se llevaron con ellos,  como se se dio a conocer en  ese entonces en la nota: https://afondoedomex.com/zona-oriente/jesus-fue-baleado-y-levantado-por-un-policia-de-ecatepec-su-familia-no-lo-encuentra/.

Refirió que cuando los sujetos se dieron a la fuga, también se llevaron a sus esposas, sin embargo, una de ellas,  pareja del policía Martín Camargo, quien fue dado de baja en la corporación policiaca local,  hace meses regresó a la comunidad, aseguró que no trabaja y trae camioneta propia  y  se ha negado ante las autoridades a declarar para saber donde están los fugitivos, que se llevaron herido a Jesús Rodolfo, padre de una pequeña que en ese entonces tenía 7 meses de nacida.

Refirió, que ha pasado un año desde los hechos y trabajadores de los Ministerios Públicos,  hacen caso omiso  de su demanda y para fastidiarla, la envían del Centro de Justicia de la cabecera local a Texcoco y viceversa, sin que exista ni una pista para dar con los tipos, que por rumores de algunos conocidos saben, ya se les ha visto rondando por este municipio.

María que siente dolor y un gran vacío en su corazón, sigue la búsqueda de su hijo, esto porque las autoridades no le brindan apoyo y solo juegan con su reclamó, porque aseguró, pasan meses y solo le cambian de uno a otro agente de investigación de la Fiscalía, sin que tomen en cuenta el expediente que se ha convertido en otro archivo que ha quedado en el olvido.

Finalmente refirió, que las autoridades ya ofrecen una recompensa de 300 mil pesos para que proporcione datos que los ayuden a encontrar a Jesús y dar con el paradero del par de hermanos que se lo llevaron, porque las autoridades, cínicamente solo les dicen que  algún día aparecerán, como se estuvieran protegiéndo a los prófugos de la justicia.


Source link

UA-9415602-3